A todos los valencianos nos encanta nuestra fiesta grande, las Fallas, candidatas a patrimonio inmaterial de la humanidad de la UNESCO; pero, reconozcámoslo, entre despertàs, mascletàs, castillos y verbenas resulta bastante difícil descansar o tratar de dormir algo, más aún si se madruga al día siguiente para ir a trabajar.

petardos en fallas

Una buena solución es insonorizar nuestra casa instalando ventanas con un vidrio aislante. Imagina que pudieras reducir el volumen de los petardos que tiran en la calle, bajo tu ventana. O que pudieras bajar los decibelios de la música que no deja de sonar cuando intentas echar una siesta. Pues hoy en día ya hay productos que lo hacen posible.

Existen varios tipos de cristal que nos ayudan a reducir los ruidos audibles en el interior de nuestra vivienda y que además nos ofrecen más prestaciones como la estanqueidad (barrera impermeable) o el aislamiento térmico. En este post os vamos a explicar las características de cada uno de ellos.

Comenzamos por el vidrio de cámara, formado por dos láminas de vidrio de un grosor normal (cristal monolítico) que están separadas por una cámara de aire; de ahí su nombre. Este doble acristalamiento lleva, además, una sustancia entre las dos lunas que lo componen que absorbe la humedad para darle su cualidad de estanco (evita el paso del agua). Las ventajas que nos ofrece frente a un acristalamiento sencillo de una sola hoja son varias, ya que se trata de un producto más seguro, que aísla mejor de ruidos y temperaturas extremas, con un mayor ahorro energético y reducción de emisiones contaminantes de CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera.

doble acristalamientoventana de aluminio

Si queremos ir aumentando la cualidad aislante de nuestra ventana de aluminio o PVC, ya pasaríamos al vidrio de cámara con la particularidad del control solar. En este caso la luna exterior de la ventana sería un cristal doble con refuerzo térmico capaz de absorber la energía de onda larga que procede del sol, con lo que reduciríamos el calor que llega al interior de una vivienda, pero sin perder cantidad de luminosidad. Esto nos ayudaría a conservar los efectos del aire acondicionado en el interior de nuestra casa, con el consiguiente ahorro económico a final de mes.

Por su parte el vidrio bajo emisivo supone un nivel superior de cristal al contar con una capa súper aislante tratada con plata, el metal de menor emisividad. Esto significa que este producto evita la transmisión de energía del vidrio hacia una zona más fría y por tanto también evita las pérdidas caloríficas del interior de una habitación hacia el exterior. Por ello este es el producto ideal para zonas con muy bajas temperaturas, ya que permite el paso de la luz al mismo tiempo que evita la pérdida de energía y facilita la conservación del calor que genera la calefacción del interior, ayudando a ahorrar en la factura de la luz.

luz y calor solar a través de la ventana

El cristal acústico y laminar de seguridad nos ofrece dobles prestaciones en una misma ventana. El vidrio acústico refuerza el aislamiento con su doble capa, por lo que resulta muy útil ante sonidos molestos, cuando tenemos problemas de insomnio por los ruidos o falta de concentración para el estudio; y el vidrio laminado (formado por dos o más vidrios unidos entre sí intercalando una o más láminas de butiral de polivinilo) filtra casi por completo la radiación ultravioleta y evita la caída de cristales al exterior en caso de rotura, eliminando el riesgo de caída de personas. Además aumenta la atenuación acústica y, al estar compuesto de cristal templado, incrementa la seguridad de la ventana ante robos, rotura por golpes o actos vandálicos, reduciendo también el riesgo de cortes.

vidrio aislante guardian sun

Por otro lado, el cristal inteligente deja pasar la luz y protege a la vez del calor y del frío con un importante ahorro energético al conservar tanto el aire acondicionado en verano como la calefacción en invierno gracias a que es un vidrio que filtra la radiación solar.

Y finalmente, aunque dentro de los productos especializados en seguridad, tenemos el cristal antibalas, formado mediante un cristal de cámara de doble grosor interior y exterior, es decir, que lo forman un total de cuatro láminas de vidrio, pero no creemos que los masclets lleguen hasta ese punto!!

Bromas aparte, y volviendo al tema de los ruidos molestos, hemos de tener en cuenta que un buen nivel acústico para la salud y un óptimo descanso en estancias interiores no debería superar los 40 decibelios por el día ni los 35 dB por la noche. Si una ventana normal con un cristal sencillo es capaz de atenuar los ruidos solo en 20 decibelios, lo recomendable en zonas muy ruidosas es emplear un cristal doble, como pueden ser los de cámara, para reducir los sonidos hasta en 32 decibelios.

Aún quedan unos días para que comience la semana fallera en Valencia. Si necesitas aumentar el aislamiento de tus ventanas ponte en contacto con nosotros y pídenos presupuesto sin compromiso. Trabajamos con varias marcas de referencia como Silence de Climalit, Guardian Sun o Aislaglass. Pregúntanos y te contamos todos los detalles. ¡¡Bones Falles a tots!!

falla